En News

Crece la colección de espacios Monbull en Madrid, y lo hace con un lugar tan secreto como inesperado.

Este inmueble fue construido por Francisco de Cubas, el marqués pontificio y arquitecto más celebre de Madrid en el último tercio del siglo XIX, quien lo concibió como su propia residencia invitándole a diseñarlo con un nivel de lujo fuera de lo común.

El espacio, ideado para dar un carácter único a cualquier evento, es un compendio de la obra de Cubas en estado puro: el omnipresente sello griego-romano, el empleo del yeso y la escayola en la ornamentación y la profusión de motivos vegetales, medallones, hojas, columnas abalaustradas, conchas marinas, etc., que dotan de una personalidad única y cierto aire de ensoñación a la recién llegada a la familia Monbull.

Situado en la primera planta de la calle Jorge Juan 15, se accede a él a través de una entrada privada y exclusiva que se abre a una monumental escalera realizada por el arquitecto en mármol de Carrara. 

Se trata de 200 m2 reformados con un delicado proyecto de arquitectura e interiorismo en el que la esencia de lo clásico se funde con la contemporaneidad de los detalles.

Con un aforo para 60 personas, los 100 m2 de la sala principal conservan intactos los suelos originales en caoba y nogal, así como 3 chimeneas con delicados ornamentos florales en mármol. Cuenta con entrada personalizada por huella digital, dos aseos, almacén y un office totalmente equipado.

La luz inunda la sala gracias a los 4 balcones y un mirador acristalado que asoman a la calle Jorge Juan.

Entradas Recientes

Empiece a escribir y presione enter para buscar